Polvo de la madera

Boletín: 
Newsletter 36, Marzo 2014

El polvo de madera creado al cortar o lijar,  puede ser un peligro serio tanto para la salud como para la seguridad si no se controla debidamente.

Se exponen los riesgos más importantes:

  1. Sus efectos sobre el sistema respiratorio: son la principal preocupación en cuanto a la salud, ya que es la principal vía de exposición. La inhalación excesiva puede causar irritación y sangrado en la nariz, inflamación de los senos frontales, dificultad al respirar, resfriados prologados, y disminución en el funcionamiento de los pulmones. Algunas especies de madera son alérgenos: tras exposiciones repetidas, la persona se puede volver alérgica al polvo. Esto con frecuencia conduce al desarrollo del asma. Por ejemplo, el cedro rojo occidental es conocido como alérgeno y causa del asma.
  2. Efectos sobre la piel y los ojos también son posibles. El contacto repetido con el polvo de madera puede producir dermatitis, una inflamación de la piel. Los síntomas pueden incluir rojez, picazón y agrietamiento de la piel. La dermatitis puede ser resultado de la irritación o puede ser una reacción alérgica. El polvo de madera también puede causar irritación en los ojos.
  3. El polvo de madera es un carcinógeno. La exposición ocupacional al polvo de madera puede causar cáncer en los senos frontales y las cavidades nasales. Sin embargo, este riesgo puede estar limitado a ciertas especies de maderas, tales como el roble, haya, abedul, caoba, teca y nogal.
  4. Riesgo de incendio y explosión. La existencia de polvo en el ambiente es un factor muy importante para que tenga lugar este tipo de riesgo.

Para minimizar la exposición de estos riesgos, se pueden tomar las siguientes medidas preventivas:

  1.  Sistemas de ventilación locales por extracción. Deben usarse para prevenir la exposición excesiva si es posible, y además deberán estar debidamente diseñados para prevenir peligros potenciales de incendio y explosión.
  2. Los equipos de respiración pueden usarse cuando no se controla el polvo adecuadamente en el ambiente. En este sector su uso es obligatorio cuando sea necesario.
  3. El buen orden y aseo son importantes. El polvo de madera en los pisos puede causar resbalones y caídas, y la acumulación de polvo de madera sobre las superficies presenta un riesgo serio de incendio. Pero el uso de aire comprimido para limpiar las superficies devuelve el polvo a la atmósfera, creando peligros potenciales a la salud y peligros de incendio.

Siendo conocedores, a grandes rasgos, de los riesgos más importantes de este sector, también es fundamental conocer que, dependiendo del tipo de madera que se trate se puede estar expuesto a otros problemas más concretos.

La diferencia entre maderas duras y blandas se realiza por un criterio botánico, basado en la estructura celular que constituye la madera, que presenta diferencias estructurales y de composición química.

Ejemplos de ambos tipos de madera:

Maderas blandas:

  • Chopo: Europa. Madera muy común. Es ligera. de color rojizo amarillento. Uso: Embalajes, pasta de papel y carpintería barata.
  • Pino silvestre: Europa, Norte de Asia. Madera blanda y resinosa de color claro con veteado rojizo. Muebles, ebanistería y trabajos de construcción.
  • Balsa: América del Sur. De las maderas tropicales, esta es la más blanda y ligera. Color rosáceo o beige pálido. Se trabaja muy bien. Aislamiento, refuerzos de flotación, maquetas y embalajes.
  • Abeto rojo: Europa. Madera prácticamente blanca con el veteado en color amarillento pálido. Tablas armónicas para pianos y cajas de resonancia de violines.
  • Tilo: Europa. Madera blanda, ligera y flexible. Se trabaja muy bien. Tiene poca resistencia mecánica. Zuecos, tallas, lápices y bastones.

Maderas duras:

  • Caoba americana: América Central y del Sur. De color rosa claro, aunque se oscurece con el tiempo. Es por lo general compacta, de grano fino, casi sin poro y con vetas largas. Es fácil de serrar, pulir y barnizar. Muebles de lujo. Embarcaciones, tallas y chapas.
  • Haya: Europa, Norte de Asia. Madera de color marrón blanquecino que pasa a rosado, se comporta bien frente a la compresión. Muebles, ebanistería y trabajos de construcción.
  • Nogal: Europa, Asia y África. Madera de color pardo con vetas casi negras. Se trabaja muy bien y proporciona un acabado excelente. Muebles, ebanistería de lujo, artículos torneados y chapas.
  • Roble europeo: Europa. Madera de color marrón claro, densa y duradera, bastante difícil de trabajar. Muebles, ebanistería, entarimados, tallas y construcción de embarcaciones.
  • Fresno: Europa, Norte de Asia. Madera dura de color blanco ligeramente rosado, de gran elasticidad y tenacidad. Muebles curvos, mangos para herramientas, equipos deportivos, ebanistería, contrachapados.
  • Ébano: India, Sri Lanka y África tropical. Madera tropical muy densa. Su color va del marrón oscuro al negro. Se barniza con dificultad. Instrumentos musicales, muebles de lujo y pequeños objetos torneados como mangos para cubiertos.
  • Teca: Sur y Sudeste asiático, África y Caribe. Madera de color castaño dorado, textura irregular y aspecto aceitoso. Gran durabilidad y resistencia a la humedad y el calor. No se deforma ni se agrieta. Ebanistería de interior y exterior, embarcaciones, muebles de exterior.

La madera de los árboles de hoja caduca es madera dura.

Las maderas blandas vienen de los árboles pertenecientes a las coníferas.

Las especies de coníferas y frondosas, maderas duras y blandas, procedentes de climas tropicales y templados se han asociado a efectos tanto para el tracto respiratorio superior como para el inferior. Por ejemplo, se ha asociado el asma, como enfermedad profesional, a la exposición al polvo de arce africano, roble gateado africano, fresno, sequoia californiana, cedro del Líbano, nogal centroamericano, cedro blanco oriental, ébano, iroko, caoba, roble, ramin y cedro rojo occidental, entre otras especies.

Por todo ello, es muy importante aplicar estrictamente las medidas de prevención para este sector. La aparición de estas enfermedades depende de cada trabajador y del empresario.

Amparo Tafalla Torres

Técnico Superior PRL

OCA ICP, S.A.U.

www.ocaicp.com