El objetivo fundamental de la Prevención de Riesgos Laborales es proteger.

Boletín: 
Newsletter 46, Marzo 2015

En los últimos años, la seguridad y salud de los trabajadores ha tomado un papel fundamental dentro de las prioridades de los empresarios, instituciones oficiales y administraciones públicas. Esto se ha traducido en un incremento en la demanda de profesionales con formación en Prevención de Riesgos Laborales.

El objetivo fundamental de la Prevención de Riesgos Laborales es proteger al trabajador de los riesgos que se derivan de su trabajo, por lo que será necesario que dicha disciplina se traduzca en medidas que eviten o minimicen las enfermedades derivadas del trabajo y las causas de los accidentes. Es primordial que la prevención sea fomentada en todos los niveles organizativos, es decir, en todos los trabajadores de la empresa, desde la alta dirección hasta el último nivel jerárquico, fomentando una cultura preventiva, que se debe plasmar en la planificación inicial de la prevención.

Debemos tener en cuenta que cerca del 90% del tejido empresarial de nuestro país está conformado por pequeñas y medianas empresas en las que, de forma bastante general, existe cierto desconocimiento en los medios de gestión de la prevención de riesgos laborales puesto que, a nivel individual,  se producen pocos accidentes pero, en el cómputo global, aglutinan la mayoría de accidentes laborales y enfermedades profesionales producidas.

Deducimos de esta situación que la inversión en materia de Prevención de Riesgos Laborales es un factor clave y, por lo tanto, la formación en este sector es fundamental. Es una disciplina clave para la proyección laboral de innumerables profesionales de ramas como ingenierías, ciencias experimentales o perfiles técnicos, entre muchos otros.

Dicha disciplina se ha convertido en la herramienta clave para mejorar el clima laboral y la productividad de las empresas, por lo que es esencial la presencia en las mismas de profesionales competentes en este ámbito, con capacidad para la gestión, organización y auditoría de las técnicas de prevención, siempre bajo el cumplimiento de la normativa legal en la materia.