Evolución y nuevos horizontes del Sector de la Prevención de Riesgos Laborales

Boletín: 
Newsletter 50, Agosto 2015

Joven y convulso. Son dos características que podemos atribuir al Sector de la Preven­ción de Riesgos Laborales en España. Tras sus primeros dieciocho años de vida, y cuando parecía que la resolución de sus intensas distorsiones competitivas (competen­cia desleal y preeminencia de los players vinculados al sector público) harían llegar la calma disipando las turbulencias, una nueva, y un tanto inesperada conformación del mapa de competidores, establece un nuevo rumbo. El Sector de la PRL se encuentra así a las puertas de unos nuevos horizontes.

Podemos situar el nacimiento del Sector PRL en el año 1997, cuando el Regla­mento de los Ser­vicios de Prevención (RD 39/1997), configuró a los Servicios de Preven­ción Ajenos como mo­dalidad de gestión de las obligaciones empresariales en el ámbito de la Seguridad y Salud La­boral. Desde entonces, esta opción basada en el Outsourcing preventivo ha representado la elección mayoritariamente utilizada en España1, ya que más del 70% de las empresas eligen a un SPA para adaptarse a la normativa. Nuestro país ha destacado en el contexto europeo por la consolidación del modelo de externalización a través de la consultoría especializada (con sujeción de los Servicios de Prevención Ajenos a un estricto control de la Administración), a diferencia de otros basados en la internalización (por ejemplo Dinamarca, Francia o Finlandia) o fórmulas de outsourcing menos reguladas (como Alemania, Reino Unido, Irlanda o Suecia). Esta idiosincrasia ha supuesto el desarrollo de altos niveles de profesionalización y know how transferible al tejido empresarial, e incluso la utilidad del Sector para cooperar con el Sistema Nacional de Salud en términos de mejora de la eficacia (detección precoz de enfermedades y mejora en general de la calidad asistencial).

 

Evolución de la Concertación de un Servicio de Prevención Ajeno.

Fuente: Elaboración propia a partir de estadísticas publicadas por el Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo)

 

 

Durante su etapa de desarrollo y crecimiento, entre los años 2000 y 2010, el Sector crecía a tasas superiores al 15%, promoviendo la concurrencia al mismo de más de 700 Operadores.

A partir de 2010 se inició un intenso proceso de concentración empresarial. Por un lado, el endurecimiento de los requisitos de acreditación de los SPA, y especialmente, la obligatorie­dad de asumir la Vigilancia de la Salud, supuso la inviabilidad de muchos proyectos de reducido tamaño. Por otro, durante esta etapa se constata un ciclo económico de crisis muy adverso en nuestro país, que conllevó altas tasas de mortandad empresarial y re­ducción de la población ocupada; aspectos muy correlacionados con la capacidad económica sectorial y por tanto con la viabilidad de sus operadores. Tal es la intensidad de este proceso de concentración que a fecha actual han salido del Sector el 65% de entidades acreditadas.

Otro elemento determinante en la morfología de este Sector económico ha sido la dis­tinción entre entidades netamente privadas (los SPA) y la participación de entidades creadas al am­paro de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesio­nales (MATEPS). Estas últimas, que contaron con una cuota de mercado superior al 68%, aún teóricamente emanci­padas de su matriz Mutual, y por lo tanto independien­tes en su gestión, han sido recurrente­mente vinculadas a prácticas de competencia desleal, hasta el punto de que así lo reconociese en Sentencia de marzo de 2014 el Tribunal Supremo. Este hecho impulsó una contundente reacción del Legislador, que en Diciembre de ese mismo año publicaba la Ley 35/2014, Ley de Mutuas, que impuso la venta de las Sociedades de Prevención con fecha límite en Junio de 2015.

Es así como el Sector culminaba una incesante y compleja etapa de cambios, de pro­funda re­ordenación, tratando de resolver las distorsiones competitivas que han de­terminado durante años las reglas de rivalidad entre competidores. El lector podrá analizar, sobre la base del aná­lisis que aportaremos en el siguiente bloque, si la con­formación resultante del mercado per­mite una evolución más estable. Ello es una con­dición indispensable para que se produzca un verdadero incremento de la eficacia y eficiencia en los Operadores, que incida positivamente en los índices de siniestralidad laboral y mejore la Salud en las empresas; Misión genuina e irrenunciable del Sector PRL.

 

Los nuevos horizontes del Sector. Mapa de competidores

El tamaño actual del mercado es de aproximadamente 960 millones de Euros2 (el punto más álgido se produjo en 2007 cuando el mercado alcanzó un tamaño entorno a los 1.100 millo­nes de Euros). El Sector experimentará en el corto plazo una tendencia alcista en sus magni­tudes, siendo las principales variables que determinarán este efecto: 1) El incremento de la población ocu­pada, 2) el descenso del porcentaje de empresas que incumplen sus obligaciones preventi­vas, y que la ENCT3 establece entorno al 10%, y 3) La mejora del porcentaje de trabajadoras y traba­jadores que asisten a la realización de reconocimientos médicos. En general podemos esperar un incremento de la actividad preventiva derivada de la progresiva concienciación empresarial en esta materia. La evolución de todas estas variables podrá determinar un ensan­che del ta­maño sectorial, en el medio plazo, superior a los 200 millones de Euros.

Seguidamente ofrecemos una imagen gráfica que representa la evolución, así como una pre­dicción, del tamaño del Sector:

 

Fuente: Elaboración propia a partir del modelo teórico y metodología descritas en la Nota 4.

 

Como se observa, el Sector PRL experimentó una fuerte contracción (cercana al 12%) entre los años 2008 y 2014, momento en que se sitúa su ”tamaño suelo”. A partir de este punto se pro­duce una cierta recuperación, siempre correlacionada con la cifra de población ocupada. A este respecto cabe indicar que las previsiones difundidas por Organismos oficiales y la Admi­nistración son favorables, por lo que es previsible la estimulación del proceso de crecimiento reflejado en la imagen. En órdenes de magnitud podemos referir que se producirá el ingreso adicional de entorno a 200 mil trabajadores en el mercado laboral (y por tanto en el ámbito de actividad de los SPA) por cada punto de reducción de la tasa de paro.

Resulta imprescindible referirnos al Capital Humano. El Sector emplea entorno a 25.000 profesionales, observándose altos niveles de esta­bilidad en el empleo y de paridad en las relaciones laborales. Se constata un alto grado de profesio­nalización y un marco de relaciones laborales que podríamos considerar esta­ble 5.

Tras el proceso de concentración sectorial (intensificado a raíz del proceso de venta de las So­ciedades de Prevención), el Sector PRL cuenta (a fecha de realización del presente Estudio) con 257 SPA acti­vos. La cantidad de competidores es drásticamente inferior a las etapas inicial e inmediatamente precedentes del Sector, lo que indica su concentración progresiva.

Concretamente, tras el proceso de emancipación de las filiales mutuales el índice de Herfin­dahl-Hirschman-HHI (indicador de medida de la concentración económica en un mercado) se ha situado en 908, frente a los 408 puntos previos a este suceso. Es decir, el nivel de concen­tración se ha más que duplicado, situándose en cotas elevadas.

 

 Índice de Herfindahl-Hirschman (HHI)

 

Al proceso de venta de las Sociedades de Prevención han concurrido entidades con proyectos muy diferenciados, que analizamos a continuación. 

 

El proceso de venta de las Sociedades de Prevención

Mutua

Sociedad de Prevención

 

Adquirente

 

Fremap

Premap

IDC Quirón

Mutua Universal

Unipresalud

IDC Quirón

MC Mutual

MC Prevención

IDC Quirón

Fraternidad

Fraternidad Prevención

IDC QUIRÓN

Asepeyo

Aspy Prevención

MBO

Ibermutuamur

Cualtis

MBO

Egarsat

Egarsat Societat de Prevenció

Grupo Preving

Mutua Navarra

Prevenna

Grupo Preving

Mutua MAZ

MAS Prevención

Laboratorios Echevarne

Umivale

Valora Prevención

MBO y 22 empresas

Mutua Canaria

Previmac

PFA

Mutualia

SP Mutualia

IMQ

Unión de Mutuas

Unimat

MBO y 30 empresas

Activa Mutua

SP Activa

Inversión privada

Mutua Intercomarcal

Prevint

Fundació per la Indústria

Mutua Montañesa

Prevemont

Grupo Norprevención

Mugatra

Mugatra Sociedad de Prevención

Inverhismex

Mutua Balear

Previs

Prebal

Solimat

Solimat Prevención (Ahora ÍTEM)

PSI

 

 

En primer lugar debemos poner de relieve la irrupción del fondo de capital riesgo CVC en el proceso de venta (vehiculi­zando su inversión a través del grupo empresarial IDC Quirón), ya que con la adquisición de Premap, Unipresalud, MC Prevención y Fra­ternidad Prevención al­canzará una cuota de mercado del 27,4% (más de 263 millones de Eu­ros). Este volumen se sitúa al límite de la regulación en materia de Competencia, otorgando al líder dominante la capacidad de imprimir ciertas dinámicas en el mercado. La transacción señalada ha sido super­visada por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Por otra parte este tipo de proyectos han llamado la atención desde el punto de vista operacional, ya que la si­multánea implantación territorial de las Sociedades adquiridas origina un evidente sobre di­mensiona­miento estructural.

Por otra parte, y como una diferente tipología competitiva, destaca la evolución de jugadores endógenos. Es el caso entidades como Norprevención, PFA y de manera destacada, Grupo Preving. Éste último, se trata de un proyec­to altamente profesionalizado y consolidado en el mercado. Con la adquisición de Egarsat Sociedad de Prevención (incluyendo sus filiales) y Pre­venna, este competidor alcanza un tamaño de  36,7 millones de euros, lo que supone la cuarta posición en el ranking sec­torial. Es un proyecto con mayores rasgos de eficiencia ope­racional, sinergias territoriales y de recursos en general. Todo ello permite prever una capaci­dad sucesiva de integración de Operadores. Se define así una tipología de player que asumirá un papel proactivo en la conformación del Sec­tor a medio plazo.

En tercer lugar,  encontramos un perfil de Competidor que surgen como consecuencia de ope­raciones de MBO 6 (Management Buy Out), donde los equipos directivos han protagonizado la adqui­sición de las Sociedades de Prevención. Es el caso de Aspy (anterior filial preventiva de Ase­peyo) o Cual­tis (Sociedad de Prevención de Ibermutuamur). Ambas representarán más de un 13% de la cuota de mercado lo que supone un tamaño conjunto superior a 129 millones de euros. Una extensión de la anterior tipología representan proyectos como Valora Prevención (procedente de Umivale) o Unimat (Unión de Mutuas), donde se ha producido un mix en el accionariado entre equipos directivos y un conjunto de empresas mutualistas.

Así mismo, la nueva morfología sectorial ha atraído el interés de inversores procedentes de otros sectores de alguna forma relacionados. Es el caso de de Laboratorios Echevarne (que ha adquirido MAS Prevención), o la aseguradora IMQ (ha adquirido la Sociedad de Pre­vención de Mutualia).

Por último, en el Sector permanecen operadores de tamaño representativo (entre 1 y 15 mi­llones de euros), en algún caso con elevada densidad geográfica, que pueden compensar las ventajas del menor tamaño con una alta eficiencia en zona.

Continúan existiendo más de 150 operadores con un tamaño inferior a 1 m.e.

 

Segmentos del mercado

 

Los 10 primeros competidores

 

Como se observa en la información gráfica aportada, el segmento de los 10 primeros Competi­dores aglu­tina 553 millones de euros, un 57,68 % de la cuota de mercado. El siguiente tramo (Operadores con tamaño entre 13,5 y 6 millones de euros) concentra una cuota de 157 millo­nes, un 16,41%.

Entre uno y otro segmento, se ubicarían operadores destacados como MPE, Laborsalus y Corporación Antea, cuyo tamaño, estimado según los criterios metodológicos del presente trabajo, y que no podemos precisar de forma exacta, oscilaría entre los 9 y 15 m.e.

La actual se trata de una configuración determinante para el Sector, pues junto a la elevada cuota que concentran pocos Operadores se une el exclusivo carácter privado de todos ellos (una vez desaparecida la figura de las filia­les Mutuales). Estos factores introducen en el sistema elementos de sofisticación a todos los niveles dada la necesidad de ganar cuota sobre la base de un modelo empresarial solvente y aporta­dor de valor. Se suscita por tanto, a nuestro modo de ver,  la necesidad de reinterpretar las Fortalezas y Debilidades hasta ahora atribuidas a cada tipo de Jugador en el Sector.

Junto a los grandes Operadores, existirán otros de menor magnitud,  que reúnen al menos las siguientes características: 1)  elevada concentración geográfica, 2) los volúmenes mínimos que permitan instalar capacidades críticas y, 3) capaces, en función de los puntos anteriores, de rentabilizar los costes asociados al sostenimiento de las condiciones de acreditación o el cre­ciente nivel de responsabilidad (contingencias) asociados a la actividad de un SPA.

El Sector de la PRL queda así caracterizado como un mercado único y libre que deberá tender, de una forma unívoca, al cumplimiento de su misión: defender y preservar, con el mejor crite­rio científico posible, la salud de las  trabajadoras y los trabajadores.

La nueva conformación del Sector requerirá un proceso de adaptación de las entidades inte­gradas: nuevas culturas emergerán de la convivencia de las actuales culturas empresariales entre elementos de capital, operadores industriales, servicios privados y sociedades ligadas a Mutuas.  

En definitiva, un sector que se renueva. Un sector que ya pone rumbo hacia sus nuevos hori­zon­tes.

 

NOTAS

1    Datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, elaborada por el INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo).

2  Cifras establecidas a partir de información procedente del Registro Mercan­til, informes de análisis de mercado existentes elaborados por las consultoras DBK y Plimsoll (datos cifras de negocio 2012) y análisis de información sectorial suficientemente contrastada relativa a tran­sacciones entre Operadores. En casos de grupos empresariales conformados por diversas So­ciedades se ha procedido a la agregación de las cifras de negocio de aquellos casos en que ha sido posible. En el cómputo del tamaño se ha considerado como criterio la cifra de negocios específica en el sector PRL y en otras actividades con elevado grado de relación con las actividades preventivas. En el caso de entidades diversificadas en varios Sectores económicos (casos de SGS, Novotec o Asistencia Técnica Industrial, S.A) se ha realizado una estimación acerca del porcen­taje de la cifra de negocio imputable a su actividad preventiva, puesto que sería erróneo computar su tamaño global. En función de los criterios metodológicos expuestos, así como los cambios producidos entre la fecha de obtención de la información y la actual, pueden producirse ajustes en los datos seña­lados en el presente Estudio, todos ellos susceptibles de actualización en sucesivas ediciones del presente Estudio.

3   Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo.

4  Para verificar la fiabilidad del Estudio, y proceder al contraste de la hipótesis, se ha proce­dido en primer lugar al análisis de la correlación entre las variables “tamaño del Sector” y “po­bla­ción ocupada”, siendo el resultado del Coeficiente de Correlación de Pearson de 0.982. Esta elevadísima correlación implica una depen­dencia lineal en toda regla de ambas variables

       Una vez confirmada la señalada dependencia lineal se ha realizado una regresión de la nube de puntos mediante el método de los mínimos cuadrados, considerando que éste es el mejor método para este tipo de casos (conceptualmente trata de calcular la recta cuya diferencia con la nube de puntos sea mínima). Por otra parte, éste se trata de un método que no ve afectados sus cálculos por el sesgo de la distribución de probabilidad, cuestión fundamental dado que a priori no la conocemos. Este cálculo nos conduce a obtener la siguiente función: Tamaño Sec­tor= 47.4 x (“Población Ocupada”)+133152062

       Seguidamente hemos calculado el error cuadrático medio, esto es, la diferencia en térmi­nos absolutos entre el valor que nos proporciona la nube de puntos y el de la recta. El resul­tado obtenido es muy positivo, ya que al tratarse tan sólo de un 0.7% se demuestra la validez del método elegido. Por lo que las proyecciones que establecemos a futuro tendrán un error de cálculo muy limitado.

 

5   Estimaciones de nivel de empleo propias, sobre la base de  análisis de un conjunto de empre­sas activas en el sector y consulta a las Asociaciones Patronales más representativas.

6       Los Management Buy Out (MBO) son operaciones financieras que implican la transferencia de la propiedad o del control de una empresa a un grupo de personas y entidades, entre las que figuran con carácter relevante directivos, gestores o empleados de la misma.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • V-VI y VII Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo. Instituto Nacional de Seguri­dad e Higiene en el Trabajo.
  • Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo. Ministerio de Empleo y Seguridad So­cial.
  • SERPA-Registro de Servicios de Prevención Ajenos. Ministerio de Empleo y Seguridad So­cial-
  • INE Base. Instituto Nacional de Estadística.
  • DIRCE. Directorio Central de Empresas.
  • INFORMA D&B (CESCE). Suministro de Información Comercial, Financiera, Sectorial y de Mar­keting.
  • “Servicios de Prevención de Riesgos Laborales”, Edición 2003 y 2007. DBK Informes secto­riales y estratégicos.
  • “El Mercado de los Servicios de Prevención. Una visión española y europea”. Emilio Bení­tez Bermejo. 2007.
  • Informe Sectorial Plimsoll “Prevención y riesgos laborales”. Ediciones 2014-2015. PLIM­SOLL PUBLISHING LIMITED.
  • “La Teoría de la Organización Industrial”. Ariel 1990. Jean Tirolé.
  • Método índice de Herfindahl-Hirschman (HHI). 

 

Share: