Nos han preguntado

¿Qué tipos de sensibilizantes existen?

Es difícil contestar con precisión a la pregunta, ya que con las exposiciones a gentes químicos depende también de la susceptibilidad individual de cada individuo, no obstante hay sensibilizantes conocidos como son:

  • PRODUCTOS QUÍMICOS: Azodicarbonamida, Diepoxi-butadieno, glycidol), Cimetidina, Formaldehído, Isocianatos, Colorantes, Antibióticos, Aceites minerales y productos del refino del petróleo, Anhidridos, Metales (Platino y sus sales, Niquel, Cromo), Plaguicidas, Aceleradores, Antioxidantes, Humos de colofonia.

  • SUSTANCIAS DE ORIGEN ANIMAL: Polvo y aerosoles producidos por animales e insectos, pájaros, animales en general, orinas, suero de animales, enzimas (tripsina, quimiotripsina).

  • SUSTANCIAS DE ORIGEN VEGETAL: Polvo de semillas, maderas y harinas, Ipecacuanha, enzimas proteolíticas.

  • MICROORGANISMOS: Actinomicetos termófilos, aspergillus, actinomicetos tennófilos, penicillium casei. Enzimas: proteasas de aspergillus orizae, proteasas de bacilo Subtillis.

La empresa tiene pensado incorporar trabajadores de ETT, ¿quién tiene que dar la formación y en que térmicos?

La formación de los riesgos en el puesto de trabajo deberá proporcionarla la ETT, pero también la podrá impartir la empresa usuaria con cargo a la empresa de trabajo temporal, previo acuerdo escrito entre ambas empresas. Los términos viene recogidos en el punto 3 del Art. 3 del RD 216/1999: “La empresa de trabajo temporal deberá asegurarse de que el trabajador, previamente a su puesta a disposición de la empresa usuaria, posee la formación teórica y práctica en materia preventiva necesaria para el puesto de trabajo a desempeñar. A tal fin, comprobará fehacientemente que la formación del trabajador es la requerida y que se encuentra actualizada y adaptada a la evolución de los equipos y métodos de trabajo y al progreso de los conocimientos técnicos. En caso contrario, deberá facilitar previamente dicha formación al trabajador, con medios propios o concertados, durante el tiempo necesario, que formará parte de la duración del contrato de puesta a disposición pero será previo, en todo caso, a la prestación efectiva de los servicios. Si resultase necesario un especial adiestramiento en materia preventiva en el puesto de trabajo, esta parte de la formación podrá realizarse por la empresa de trabajo temporal en la propia empresa usuaria, antes del comienzo efectivo del trabajo.

¿Cuánto tiempo pueden llevarse durante el día las mascarillas?

Las “mascarillas son equipos de protección individual”, concretamente son equipos de protección respiratoria filtrantes, cuya definición es:

Equipos Filtrantes.- (dependientes del Medio Ambiente) Son equipos que utilizan un filtro para eliminar los contaminantes del aire inhalado por el usuario. Pueden ser de presión negativa o de ventilación asistida, también llamados motorizados. Los equipos motorizados disponen de un moto-ventilador que impulsa el aire a través de un filtro y lo aporta a la zona de respiración del usuario. Pueden utilizar diferentes tipos de adaptadores faciales: máscaras, cascos, capuchas, etc.

Por otro lado, los equipos de presión negativa son aquellos en los que, al inhalar, el usuario crea una depresión en el interior de la pieza facial que hace pasar el aire a través del filtro.Los equipos de protección respiratoria filtrantes no proporcionan oxígeno y no deben utilizarse en atmósferas deficientes en oxígeno que contengan menos del 19,5% en volumen. Los filtros de partículas deben desecharse cuando se note un aumento de la resistencia a la respiración. 

Los equipos de protección de las vías respiratorias están diseñados de tal manera que sólo se pueden utilizar por espacios de tiempo relativamente cortos. Por regla general, no se debe trabajar con ellos durante más de dos horas seguidas; en el caso de equipos livianos o de realización de trabajos ligeros con interrupciones entre las distintas tareas, el equipo podrá utilizarse durante un periodo más prolongado. Hay que resaltar la importancia del ajuste de acuerdo con las instrucciones del fabricante para conseguir una protección adecuada. Se deberán seguir las recomendaciones de uso indicadas por el fabricante.

¿Cuál es la secuencia y descripción de retirada de epis en trabajos con riesgo de amianto?

Secuencia de retirada de los epis.

  • Se quita la ropa desechable y la tira al contenedor situado a tal efecto. La retirada de la ropa será de tal forma que se vaya envolviendo hacia el exterior (ver ejemplo que se anexiona), para que no exista emisión de posibles fibras.

  • El mono de trabajo (ropa de trabajo normal) se dejará en la zona sucia, en bolsa independiente, para su posterior limpieza, pero nunca se la llevará el trabajador a su domicilio, será lavada por la empresa o tratada como desechable, en caso que la empresa así lo determine, por imposibilidad de lavar la ropa en instalaciones de esta u otras adecuadas.

  • Se pasa a la ducha, con los equipos de protección reutilizables y SIEMPRE CON LA PROTECCION DE LA VIA RESPIRATORIA.

  • No, obstante recordar a la empresa que para la realización de trabajos con riesgos de exposición a fibras de amianto ha de cumplir con las obligaciones establecidas en el RD 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto, que entre otras son, la inscripción en el RERA y la elaboración de un plan de trabajo.

  • Acceso a zona limpia y se viste con ropa de trabajo, (diferente de la utilizada en los trabajos con exposición).

 

 

¿Qué responsabilidades tengo cuando compro una máquina?

A fecha de hoy está más o menos claro que cuando se adquiere un maquina nueva, ésta debe venir acompañada del marcado CE, declaración de conformidad y manual de instrucciones. En muchas ocasiones, se piensa que todas las máquinas que dispongan de esta documentación poseen el visto bueno de la administración o algún organismo de control para ser comercializadas, cuando ya hemos visto que esto en realidad no es así.

 

Si recordamos cuál es el procedimiento a seguir para certificar la conformidad al Real Decreto 1644/2008, cuando una máquina no está dentro de las relacionadas en el Anexo IV del citado Real Decreto, es el propio fabricante quien, colocando el marcado y elaborando la declaración de conformidad (además de constituir el Expediente Técnico de la máquina y aplicar para certificarla un procedimiento de control interno), declara que su máquina es conforme a la normativa europea, sin que precise para ello la intervención de ninguna entidad u organismo externo a la empresa. Incluso si la máquina está incluida dentro del citado anexo, si el fabricante entiende que la ha fabricado conforme a normas armonizadas y completas, una de las posibilidades que le ofrece la norma consiste igualmente en elaborar el Expediente Técnico de la máquina y aplicar para certificarla un procedimiento de control interno. En ninguno de estos casos se revisa la máquina ni la documentación por parte de ninguna entidad externa a la empresa.

 

Tanto en un caso como en el otro, si el fabricante se ha equivocado, y la máquina no es tan segura como debiera, nadie le sacará de su error, ya que nadie ajeno a su empresa ha examinado su máquina, por lo que dependemos de la buena voluntad y conocimientos de las normas y reglamentación técnica por parte de los fabricantes para que sus máquinas sean realmente seguras.

 

Evidentemente, en el caso de que el fabricante comercialice una máquina que no cumpla el Real Decreto 1644/2008, porque haya marcado una máquina que presente riesgos que deberían estar protegidos, o incluso porque ni siquiera la haya marcado, incurrirá en responsabilidades legales que deberá afrontar él mismo, pero este incumplimiento en ningún caso exime de las responsabilidades que tiene el empresario con respecto a sus trabajadores.

 

Volvemos a recordar que el Real Decreto 1644/2008 es una normativa del Ministerio de Industria, que establece las condiciones que deben cumplir las máquinas para ser comercializadas, y el Real Decreto 1215/1997 es una normativa del Ministerio de Trabajo que establece las obligaciones específicas de los empresarios usuarios de máquinas, entre ellas las condiciones de seguridad que deben reunir las máquinas instaladas en los centros de trabajo.

 

En muchas ocasiones, se piensa que el Real Decreto 1215/97 sólo se aplica a las máquinas fabricadas antes del 1 de enero de 1995, ya que las máquinas fabricadas después de esta fecha sólo tienen que cumplir el Real Decreto 1644/2008 (y anteriormente el RD1435/1992), idea errónea ya que el Real Decreto 1215/97 se aplica a todas los equipos de trabajo instaladas en la empresa independientemente de su fecha de fabricación. Como el Real Decreto 1644/2008 y el RD1435/1992 son más restrictivos que el RD1215/97, si el fabricante cumplió con sus obligaciones al comercializar la máquina, en teoría ésta seguro que cumplirá las exigencias del RD1215/97; pero si el fabricante no cumplió con ellas (incurriendo en responsabilidad frente a las autoridades del Ministerio de Industria), el empresario que utilice la máquina tampoco cumplirá con las suyas respecto al Real Decreto 1215/97, incurriendo en responsabilidad frente a las autoridades laborales.

¿Existe la obligación para los trabajadores de aceptar la designación asignación como recurso preventivo de presencia por parte de la empresa?

La respuesta es afirmativa y vamos a justificarla. El recurso preventivo puede ser un trabajador designado o miembro del servicio de prevención propio, y está obligado como consecuencia de que las funciones son acordes a su nivel de cualificación, pero también puede ser un trabajador de la empresa, siempre que tenga la formación necesaria de nivel básico 50h/60h según sea industria o construcción. La base doctrinal y legal seria por:

  • Poder de dirección: Facultad del empresario para determinar en qué consisten las prestaciones en base al contrato de trabajo, este poder lo otorga la constitución y el ET, y por tanto el trabajador tiene el deber de cumplir las órdenes ajustadas a derecho.

  • IusVariandi: Facultad del empresario de modificar, con límites, las condiciones de trabajo en función de los cambios de organización de la empresa. Modificaciones no sustanciales en el contenido del trabajo, por tanto las funciones de recurso preventivo forma parte de iusvariandi siempre que no exista vejación o riesgo inminente, por tanto es una movilidad funcional ( posibilidad del empresario de ocupar a los trabajadores en distintas actividades siempre que se tenga la formación necesaria, no nos tocan ni jornada ni horario etc…), por tanto la asignación como recurso preventivo no altera las condiciones de su contrato y no supone una orden abusiva.

Por tanto si el empresario si el empresario puede ser objeto de sanción por infracción en materia de recursos preventivos y trabajadores asignados, la ley le concede la capacidad para su designación o asignación y por otra parte el trabajador asignado como recurso preventivo viene obligado a su aceptación en base al poder de dirección que le otorga la ley y la asignación de las nuevas funciones forman parte del iusvariandi que tiene el empresario en la relación laboral, dado que no implica una modificación sustancial de las condiciones del trabajo.

¿Puede un trabajador autónomo asumir la figura del recurso preventivo?

No, en principio carece de sentido, ya que la función principal del Recurso Preventivo es la de vigilar y avisar al empresario en caso de incumplimiento y por lo tanto al estar presente el empresario (autónomo) no requiere de tal presencia. Además tal y como se establece en la Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales en su artículo 32 bis 2, las personas que pueden ser designadas o asignadas son las siguientes:

 

— Uno o varios trabajadores designados de la empresa (entendiendo por tal la figura a la que se refiere el artículo 30 de la LPRL).

 

— Uno o varios miembros del servicio de prevención propio de la empresa.

 

— Uno o varios miembros del servicio o servicios de prevención ajenos concertados por la empresa.

 

— Trabajadores asignados, el empresario podrá asignar también la presencia de forma expresa a uno o varios trabajadores de la empresa, aunque no formen parte del servicio de prevención propio ni sean trabajadores designados.

 

En todos los supuestos son trabajadores por cuenta ajena, de ahí que no parece posible nombrar a un trabajador autónomo como recurso preventivo.

Páginas