Tráfico intensifica la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Boletín: 
Newsletter 46, Marzo 2015

El cinturón de seguridad es el elemento de seguridad pasiva más eficaz de los vehículos y su uso reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Según publica el European Transport Safety Council en el Ranking EU Progress on car occupant safety, en 2012, 8.600 personas que viajaban en vehículos ligeros en la unión Europea sobrevivieron al accidente por llevar puesto el cinturón de seguridad y otros 900 podrían haber sobrevivido si el 99% de los ocupantes lo hubieran llevado puesto.

En España, el uso del cinturón de seguridad en los vehículos ligeros está en torno al 90% entre los ocupantes de los asientos delanteros y al 80% en el caso de los ocupantes de los asientos traseros, diferencia porcentual que supone que para el total de los ocupantes, el porcentaje de uso se convierte en un 88,3%, es decir que 12 de cada 100 personas que viajan en vehículo ligero todavía no usa el cinturón de seguridad.

Para intentar llegar a ese pequeño porcentaje de personas que todavía no utiliza este dispositivo de seguridad y evitar víctimas por no llevarlo puesto, la Dirección General de Tráfico pone en marcha desde hoy y hasta el domingo 15 de marzo una campaña de concienciación y vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil junto con las distintas policías autonómicas y locales que se suman a la campaña, intensificarán los controles tanto en las vías urbanas como en las interurbanas para comprobar que todos los ocupantes de los vehículos hacen un uso correcto de dicho dispositivo.

En 2013 (último año del que se dispone de datos consolidados) en vías interurbanas 150 de los 692 fallecidos usuarios de turismo y furgoneta (22%) no utilizaban cinturón de seguridad en el momento del accidente. En las vías urbanas 21 de los 75 fallecidos tampoco lo llevaban.

Al igual que ocurre con el cinturón de seguridad, el uso de los sistemas de retención infantil tampoco está generalizado entre los adultos que desplazan a menores en vehículos.

En 2013, 4 de los 20 niños menores de 12 años fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta no llevaban ningún dispositivo de seguridad en el momento del accidente, ni 14 de los 88 heridos graves, ni 197 de los 2.741 heridos leves, cifras que llevan a la DGT a seguir insistiendo en la responsabilidad de los adultos para transportar a los menores de manera segura y a priorizar la seguridad de los menores.

Para conseguir entre todos que ningún niño fallezca en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en una sillita adecuada a su peso, talla y edad, la reforma de la Ley de Seguridad Vial aprobada el pasado mes de marzo en el Congreso de los Diputados establece que se pueda prohibir la ocupación de los asientos delanteros o traseros del vehículo a los menores en función de su edad o talla, así como la posibilidad que tienen los agentes de inmovilizar el vehículo si no se dispone del dispositivo de retención infantil.

 

Fuente de Datos: prevention-world.com