Vuelta a los atascos: recuerda estos pasos para evitar los accidentes in itinere.

Boletín: 
Newsletter 51, Septiembre 2015

Los accidentes de tráfico figuran entre los siniestros laborales que más se producen y son precisamente los que ocurren al ir y volver del trabajo los que más se registran a lo largo del año. De hecho, siete de cada diez accidentes laborales de tráfico son ‘in itinere’, según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo(INSHT). ¿Sabemos cómo prevenirlos? No te puedes perder nuestra infografía, un decálogo con consejos muy útiles de seguridad vial laboral

 

-Descanso. Es uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta. Aunque el viaje ser muy corto y nos conozcamos el trayecto a la perfección, debemos estar descansados. Procura dormir como mínimo 8 horas. 

-Caminos alternativos. Procura conocer varios trayectos posibles para valorar vías alternativas. ¿Has pensado en ir cambiando el trayecto? De esta forma evitaremos la conocida conducción automática, esa conducción que realizamos sin darnos cuenta de lo que ocurre a nuestro alrededor y que casi se podría realizar con los ojos cerrados. Esto es también muy importante para salir de atascos. 

-Planifica y ser previsor. Evita las horas de atasco y sé previsor. Es preferible salir un poco antes y ahorrarnos esas retenciones. 

-Atención a las circunstancias puntuales del tráfico. Volvemos a recurrir a ese ‘piloto automático’. En la carreta nunca es todo igual. Tener que estar alerta para reaccionar a tiempo.

-Evita distracciones. No utilices el teléfono móvil. Ten en cuenta también que incluso usar el manos libres mientras conducimos distrae, ya que parte de nuestra concentración se dirige a la conversación. Por supuesto, nada de consultar agenda, correos o manipular el GPS. 

-Evita las prisas. Viene ligado a la previsión antes mencionada. Administra bien el tiempo y evitar los excesos de velocidad. Respeta siempre los límites máximos y adapta tu velocidad  a las circunstancias climatológicas y situación de la vía. 

-Cumple siempre con las normas de tráfico y sigue las indicaciones de los Planes de Prevención de Riesgos Laborales de tu empresa y Planes de Movilidad. 

-Deja las preocupaciones a un lado. Lo más importante en ese momento es conducir

-Revisa tu vehículo de manera periódica: líquidos, neumáticos, frenos…todo debe estar en perfecto estado. No lo hagas sólo en los trayectos largos, también durante tu día a día. 

-Formación y reciclaje. Refresca conocimientos y conoce las últimas noticias relacionadas con la seguridad vial. De esta forma, estarás al tanto de los cambios normativos y novedades. Puedes hacerlo a través de nuestro canal ‘Seguridad Vial en la Empresa’.